El mejor Carbón para parrilla y otros tipos de asador es el Vegetal.

El mejor Carbón para parrilla y otros tipos de asador es el Vegetal.

Carbón Vegetal.

Esta clase de carbón permite reducir las emisiones de gas invernadero un 12% a nivel Global. Se obtiene de forma artificial sometiendo madera y remanente vegetal a temperaturas de entre 400º y 800º C en hornos preparados y en ausencia de aire.

Así se obtiene un carbón de alto contenido en carbono, pero no todas las maderas y métodos obtienen el mismo resultado. Algunas características de las maderas empleadas en la producción del Carbón influyen en: Notas de Sabor, poder calorífico, durabilidad. Por eso es importante conocer bien el Carbón que vas a utilizar en tus recetas y asados.

Porque no todos los carbones son iguales, detallamos cuales son los mejores para asar con parrilla, ahumadores y barbacoas. Lo más deseados: Roble, encina, haya, nogal, arce y frutales.

Carbón de encina

Un lujo que bien conoce cualquier asador de categoría. El carbón de encina es un tipo de carbón vegetal altamente aromático, de ahí que sea el más deseado. Se obtiene al someter madera de encina a 500ºC  en ausencia de aire.

Es tan preciado que no sólo se utiliza el carbón de encina, sino también virutas de madera de encina con las que intensificar todavía más las notas aromáticas que impregnan y realzan el sabor del alimento asado. En cuanto a virutas, hace unos años se incrementó la demanda de virutas de roble de barriles de whisky gracias al aroma de combinación obtenido en el proceso de elaboración del licor. Cuestión de probar.

Madera

La madera intensifica mucho más las notas de sabor que aporta al alimento (pero implica más trabajo) Madera de frutales como encina, olivo, limonero y naranjo son las maderas especiales favoritas por aficionados y profesionales.

Son maderas duras de alto contenido aromático y cada una de ellas aporta su toque distintivo al sabor de tu receta. Lo más común al hacer parrilla en grupo es utilizar carbón de encina y virutas de madera al gusto para ahumar.

Otra ventaja que ofrece este método es que puedes elegir entre llama y ascuas. Este tipo de madera para cocinar proporcina una llama estable y aromática, que tras arder proporciona un ascua duradera que mantiene la propiedad aromática.

Deja una respuesta